fbpx

El Tribunal Supremo rechaza compensar a las autopistas de peaje de Madrid

Bueno, en este caso ha prevalecido el sentido común.

El Tribunal Supremo de Justicia de Madrid ha desestimado el recurso de la sociedad Accesos de Madrid (AMSA), formada por varias empresas concesionarias de autopistas, que reclamaban el reequilibrio de sus contratos de concesión de la explotación de las autopistas de peaje radiales R-3 (Madrid-Arganda) y R-5 (Madrid-Navalcarnero), en concurso de acreedores desde 2012

De esta manera, el Tribunal Supremo se ratifica en lo afirmado en febrero de 2014 con relación a la radial R-4 y otros tramos de la carretera de circunvalación M-50. En la sentencia, el Alto Tribunal rechaza la petición de la sociedad concesionaria al considerar que “la merma del flujo de vehículos no constituye un riesgo imprevisible”.

Asimismo, también se explica que “la contratación administrativa lleva inherente un elemento de aleatoriedad de los resultados económicos, al estar expresamente proclamado por la ley el llamado principio de riesgo y ventura del contratista. Esto no le libera de cumplir lo estrictamente pactado, ni consiguientemente le faculta para apartarse del vínculo contractual o para reclamar su modificación”.

Con esta sentencia, se rechaza el recurso de la sociedad contra la desestimación por silencio administrativo de la reclamación para modificar la concesión que presentó el 8 de noviembre de 2011. La caída del tráfico y el coste de las expropiaciones son algunas de las razones que llevaron a las cuatro autopistas radiales de Madrid a solicitar el concurso de acreedores, que ahora les ha sido desestimado.

Desde TRANSPORTEPROFESIONAL.ES
Facebook Iconfacebook like buttonTwitter Icontwitter follow buttong+
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad