fbpx

El sector del transporte necesita un salvavidas

Estamos todos en el mismo barco, y dado que se ha paralizado la mitad del sector aún siendo esencial, apenas hemos tenido incremento de la actividad a pesar de la reanudación de las actividades no esenciales.
Las ayudas se están quedando cortas y las medidas son solo tibios parches.
Aún así, resistiremos como siempre lo hemos hecho!

 

 

La paralización del 50% del sector transporte exige un Plan salvavidas que evite su quiebra generalizada

  • Pese a la reanudación de las actividades no esenciales en todas las Comunidades Autónomas desde este martes 14 de Abril, no ha tenido apenas repercusión en un incremento de la actividad de la actividad del transporte de mercancías por carretera, que continúa sin actividad en casi un 50%

 

  • Por ello, Fenadismer considera imprescindible que el Gobierno establezca urgentemente un Plan “salvavidas” para el sector del transporte, adicional a las ayudas que se están aprobando para todos los sectores económicos, que contemple una moratoria en el pago de la financiación de los vehículos, sus seguros y el carburante de los últimos suministros para evitar una situación de impagos generalizada y la consiguiente quiebra de miles de autónomos y pequeñas empresas de transporte

 

Pese al levantamiento de las restricciones a las actividades no esenciales, que ha sido efectivo este martes 14 de Febrero en toda España, tras la festividad del Lunes de Pascua en 8 Comunidades Autónomas, sin embargo no ha tenido apenas repercusión en un aumento en la actividad del transporte por carretera, que mantiene unos niveles de inactividad similares a las dos últimas semanas en que estuvo vigente el Decreto de paralización de actividades no esenciales.

 

Asi, conforme a los datos facilitados por la Dirección General de Tráfico, FENADISMER ha podido analizar la evolución del tráfico de camiones por las carreteras españolas en las últimas semanas, arrojando como dato muy preocupante la actual paralización de casi la mitad de la flota española de transporte de mercancías. Así comparando el 31 de Marzo, fecha en que pararon la mayoría de las actividades industriales, de construcción y de servicios no esenciales, con este martes 14 de Abril en el que se han reanudado todas las actividades no esenciales, excepto las que de permanecer cerrada por el Decreto de Estado de Alarma, la presencia de camiones en las carreteras españolas se ha incrementado apenas un 10,94%, teniendo en cuenta además que al tratarse del primer día hábil después de la Semana Santa siempre se genera una mayor demanda de transporte de mercancías, por lo que previsiblemente en los próximos días dicho porcentaje de incremento se reducirá sensiblemente.

 

Todo ello obliga, a juicio de FENADISMER, a que el Gobierno apruebe con carácter urgente un Plan de Ayudas para el sector del transporte por carretera, que evite la quiebra inmediata y desaparición de miles de autónomos y pequeñas empresas de transporte por la imposibilidad de atender a sus pagos más inmediatos.

 

Así, entre las medidas que debería incluir este Plan “salvavidas” para el transporte por carretera, FENADISMER considera que debería aprobarse con carácter inmediato, además de las ya establecidas en materia tributaria y laboral para todos los sectores económicos, una moratoria en el pago de las próximas cuotas mensuales de financiación de los vehículos de transporte (préstamos, leasing y otros), arbitrar los mecanismos legales que permitan la baja temporal de los seguros de los vehículos que se encuentren inactivos de forma flexible y el aplazamiento del pago de las últimas facturas del carburante a las compañías petroleras, ante la imposibilidad de hacer frente a las mismas por el incumplimiento generalizado de los plazos máximos de pago por parte de sus clientes establecidos en la vigente Ley de morosidad.

 

Debe tenerse en cuenta que el sector del transporte de mercancías por carretera, en cuanto vertebrador del resto de actividades económicas en nuestro país ( más del 85% de las mercancías se trasladan por carretera), por lo que los poderes públicos deben adoptar las medidas de apalancamiento y subsistencia que sean precisas para que el transporte por carretera mantenga su actividad plenamente, a fin de garantizar el abastecimiento de mercancías tanto a la población como a las restantes actividades económicas.

 

DESDE FENADISMER

Facebook Iconfacebook like buttonTwitter Icontwitter follow buttong+
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad